Antes de entrar en el detalle técnico de cómo aprovechar el espacio interior de un contenedor de cuarenta pies (40’) High Cube, conviene conocer las circunstancias en las que se realizan las exportaciones de carne, fundamentalmente en su formato fresco congelado.

Exportar a países de fuera de la U.E. no siempre es fácil, y en el caso de la industria cárnica se complica aún más; la existencia de una serie de requisitos higiénico-sanitarios, documentales, específicos del país de destino,… aumentan significativamente la complejidad de las exportaciones. Además, los numerosos intermediarios que median en una operación de comercio exterior hace que la negociación de precios no sea fácil; cualquier optimización o reducción de costes tanto en la producción de la mercancía con destino fuera de la U.E., como en la logística de la exportación, puede llegar a ser una ventaja competitiva a la hora de negociar precios.
En este artículo, vamos a dar algunas claves para conseguir esa optimización de costes y por tanto ser más competitivos en nuestras exportaciones.

ENVASES Y EMBALAJES para exportaciones: ¿Cómo elegir los más adecuados? ¿Cómo diseñarlos para reducir su coste?

En el sector cárnico, sobre todo en carne fresca congelada, lo más habitual es envasar en bolsa de plástico y caja de cartón (que puede ir encolada o flejada)

Bolsas de plástico

En lo que respecta a la bolsa de plástico, tanto el color elegido como la galga influyen en el precio de la bolsa. A modo de ejemplo: generalmente una bolsa morada o verde suele ser más cara que una azul o neutra, ya que los precios del MASTER de color para la producción de dichos envases varían.

Además, elegir un gramaje excesivo en la bolsa penaliza el precio y no suele aportar un valor añadido al producto final, por ello las galgas más habituales y recomendadas suelen ser las G50, G60 o incluso G70. Lo habitual es que una G50 sea más que suficiente, ya que además permite reducir el coste de la bolsa.
Desde un punto de vista de seguridad alimentario y de coste es muy recomendable la bolsa azul de galga 50

Cajas de cartón

En lo que respecta a la caja de cartón, hay que buscar unas calidades que permitan:

  • la mejor transmisión térmica a la hora de efectuar el proceso de congelación de la caja
  • ofreciendo además la suficiente resistencia al apilamiento para evitar abombamientos y roturas de las mismas, con un coste óptimo

Una forma de reducir el coste es elegir papeles “kraft” crudos en vez de blanco por ejemplo, así como, optimizar las dimensiones de las cajas para evitar huecos interiores que faciliten la rotura de las cajas durante la manipulación y el almacenamiento.

Para optimizar las dimensiones de las cajas, y el “Lay-out” de paletización, las dimensiones recomendadas son cajas de dimensiones 395 x290 mm o similares. Estas dimensiones permiten que quepan 8 cajas por fila de pallet; además, evitan que los ligeros abombamientos que puedan sufrir las cajas durante el proceso de congelación o de apilamiento no impliquen que las cajas sobresalgan del espacio de europalet. Estos abombamientos motivan que para envasar producto cárnico congelado en bloque no se recomiende una caja de 400×300 mm (los posibles abombamientos de las cajas harían que el conjunto sobresaliera del espacio de europalet).

Además si configuramos un lay-out de paletización con cajas apiladas tal y como se muestra a continuación:

Conseguiremos una mayor resistencia al apilamiento en las cajas al alinear las aristas.  Este tipo de “Lay-Out” nos permitirá ajustar aún más la calidad del cartón de la caja, pudiendo optimizar aún más el coste.

No obstante este tipo de “Lay-Out” requiere el uso de planchas de cartón cada 3 o 4 capas para garantizar esta resistencia al apilamiento.

Cantoneras de cartón y film de enfardar

Por último, para estabilizar el pallet y garantizar su integridad a la hora de manipularlo y almacenarlo, hay que:

  • Enfardarlo con film (se recomienda enfardarlo de forma automática ya que mejora mucho la estabilidad del pallet frente al enfardado manual)
  • Así como, es recomendable proteger las esquinas con cantoneras de cartón.

Dentro de la variedad de cantoneras de cartón (la opción más sostenible si además son reciclables 100%) las compactas suelen garantizar mejor la estabilidad e integridad de la carga, y son más resistentes a los impactos externos.

Pero no basta con elegir la cantonera adecuada, sus medidas y posicionamiento deben ser adecuadas para maximizar la protección que ofrecen, lo ideal es que empiecen en la esquina del pallet cubriéndola un poco y acaben unos 10 cm antes de la altura final del pallet:

En la segunda parte del artículo que se publicará en breve, trataremos como optimizar la carga de un contenedor para exportación (paletización, tipos de pallets recomendados,…)

Autores:
Maria Luisa ALONSO MERINO (B2B MEAT)
Francisco-Ramón ZUÑIGA (Zúñiga Consultores)

Foto de portada: <a href=”https://www.freepik.es/fotos-vectores-gratis/negocios”>Foto de negocios creado por dashu83 – www.freepik.es</a>